miércoles, 29 de abril de 2015

RESEÑA: El Maestro Del Agua

Título Original: The Water Diviner.
Duración: 111 Minutos.
Director: Russell Crowe.
Guión: Andrew Anastasios, Andrew Knight.
Música: David Hirschfelder.
Fotografía: Andrew Lesnie.
Género: Drama. Bélico.

Reparto: Russell Crowe, Olga Kurylenko, Yilmaz Erdogan, Cem Yilmaz, Jai Courtney, Dylan Georgiades.

Argumento: En la batalla de Galípoli, Connor pierde a sus tres hijos y tras cuatro años decide ir a buscar los cuerpos a Turquía para que descansen junto a la madre de éstos. Connor se verá envuelto en una cultura muy distinta de su Australia natal en la que no todo lo que se hace está permitido.

CUIDADO SPOILERS

El Maestro del Agua empieza fuerte desde el principio, mostrándonos desde el lado turco la batalla de Galípoli en su último día, en el cual las tropas australianas se repliegan, lo cual es algo que me encanta porque cuando veo una película que está relacionada con temas históricos valoro muy positivamente que muestren hechos reales y no que se queden exclusivamente con el drama.

También me ha gustado bastante la parte en la que vemos a Connor buscando agua con las barillas zahorí. Lo cierto es que es un detalle curioso para aquellos que no tenemos mucha idea de cómo estas barillas indican la presencia de agua en un determinado lugar y cómo va cavando hasta dar con el agua. 



Cuando de verdad comienza la parte interesante de la película es cuando desembarca en Turquía y tiene que perseguir a Orhan para volver a recuperar su maleta. Aquí es donde nos encontramos con una película que, a pesar de ser un drama, tiene momentos bastante graciosos y que consiguen amenizar muchísimo la trama. Lo malo es que los planos del hotel son bastante cerrados y apenas dejan vernos un poco más del salón hacia el final de la película. Sin duda es algo que contrasta con una escena, que personalmente me ha gustado bastante, en la que Orhan guía a Connor hasta la Mezquita Azul en la que nos ofrece unos planos amplísimos y nos muestra las maravillosas vidrieras y techos que decoran la mezquita.


Pero claro, no todo va a ser turismo en la película ya que Connor no tardará mucho en ir al consulado australiano en Turquía para solicitar el permiso para ir a Galípoli, permiso que será denegado aunque ello no le impedirá ir a esas tierras para encontrar a sus hijos. Algo que me ha llamado la atención es que una vez llegado a Galípoli y cuando el ejército australiano decide ayudarlo a encontrar a los restos gracias al apoyo que le brinda Hasan a Connor, éste sabe perfectamente donde se encuentran sólo caminando por la tierra y pareciendo ver, a través de flashbac para el espectador, todo lo que allí ha ocurrido. Sin duda alguna, estos flashback son unas escenas bastante impactantes sobre todo porque casi podemos palpar el sufrimiento de uno de sus hijos tras ser herido gravemente.

Otro aspecto que me ha gustado de la película, es la historia paralela que se desarrolla con Ayshe. Aquí es donde las críticas se han cebado con la película, pero para mí resulta una bonita historia romántica entre Joshua Connor y Ayshe siendo ambiciosa en sutileza, pues nos quiere dar a entender que se desarrolla una atracción mutua entre los personajes, pero sin llegar a ser tan pasional como otras películas muestran. Creo que es lo justo, además gracias al personaje de Ayshe conoceremos otros aspectos culturales como gastronomía (aunque de forma pasajera), los matrimonios concertados y una forma de averiguar si la persona que tienes delante será o no la pareja adecuada.

No puedo dejar de mencionar cómo a través de los personajes de Connor y Hasan, estas dos culturas tan distintas y enfrentadas en un tiempo pasado, se ayudan mutuamente. Por un lado, Hasan ayuda a Connor a encontrar al hijo que no está en Galípoli y por otro, el australiano consigue salvarle la vida al Major cuando tienen que enfrentarse contra los griegos.
El Maestro del Agua en cuanto a guión, dirección e interpretación me ha resultado bastante buena y es por ello que recomiendo que la veáis si os gustan las películas que mezclan drama, guerra, historia y un poquito de romance.

El aspecto negativo que le veo a la película, es que quitando varias escenas lo que es la fotografía no termina de ser lo que yo me esperaba. Sí es cierto que me encanta la escena de la tormenta de arena en Australia y el precioso paisaje que podemos disfrutar antes de que Connor desembarque en Turquía, pero en el resto del film no resulta tan destacable y sinceramente es una pena.

Imágenes de IMDB

No hay comentarios:

Publicar un comentario